X
X
Britam Gómez obtuvo PRAE para desarrollar sistema interactivo de rehabilitación músculo - esquelético

Britam Gómez obtuvo PRAE para desarrollar sistema interactivo de rehabilitación músculo - esquelético

03.08.2017

La aplicación de sensores inerciales, es decir, aquellos que permiten medir la orientación de un objeto como los que tienen, por ejemplo, los dispositivos móviles o controles de WII, pero enfocados en rehabilitación es la base del emprendimiento de Britam Gómez Arias, Ingeniero Civil Biomédico y actual estudiante de Doctorado de nuestra FI UdeC, quien se adjudicó recientemente un Proyecto Regional de Apoyo al Emprendimiento 2017 (PRAE).

Todo comenzó el año 2014, cuando Britam estaba en quinto año y el docente Pablo Aqueveque lo invitó a participar en la investigación de este tipo de sensores. “El año 2015 nos ganamos un Innova Bio Bio que permitió iniciar el trabajo para desarrollar un sistema para el análisis de movimiento basado en sensores inerciales. Luego, obtuvimos financiamiento del Concurso Valorización de la Investigación de la Universidad (VIU), etapa 1 y 2, con lo que continuamos el trabajo y que finalizará en unos meses; y ahora obtuvimos un PRAE”, contó el joven ingeniero, quien explicó que los dos primeros concursos fueron sólo para desarrollar el sistema para análisis de movimiento y el PRAE es para enfocar su aplicación en rehabilitación.

Durante el transcurso de estos años, Britam Gómez Arias menciona los resultados que surgen de este trabajo, en publicaciones que le han permitido asistir a conferencias nacionales e internacionales, exponiendo su investigación en Punta Arenas, Boston, Corea del Sur y Londres.

Britam Gómez Arias junto
al docente Pablo Aqueveque

Sus primeros acercamientos fueron al Centro de Rehabilitación (Teletón) de San Pedro de la Paz, donde constataron las múltiples aplicaciones de los sensores, “porque es una tecnología que da para mucho, pero una manera de iniciar la incursión en el mercado era aplicarla en rehabilitación músculo - esquelético. Y esa es la principal motivación”, puntualizó.

¿De qué se trata?

El sistema está pensado para ser aplicado a rehabilitación motora, es decir, en ejercicios de movimientos repetitivos para recuperar movilidad de las extremidades. “La propuesta de valor radica en que los kinesiólogos o profesionales a cargo de rehabilitación no tienen a la mano un sistema asequible que les permita tener mediciones objetivas de la evolución de sus pacientes. Y, por otra parte, los pacientes que van a su rutina de rehabilitación pierden motivación de seguir yendo por el nulo estímulo presente en sus rutinas que les motive a seguir en su rehabilitación”, explicó.

La idea, por lo tanto, es presentar un sistema que tenga una plataforma, tipo juego, que mantenga motivados a los pacientes y que mediantes esos sensores inerciales se entreguen datos objetivos del rango de movimiento alcanzado por los mismos como indicadores de la evolución que van teniendo. Y que estos se registren. “Será un sistema de realidad aumentada tipo Wii. En lo personal, hace un tiempo tuve una lesión en el codo y deserté de mi tratamiento, porque era aburrido asistir a las sesiones”, contó Britam Gómez Arias.

Los sistemas similares son de alto costo, por lo que una de las ventajas de desarrollarlo en Chile es que su valor final sería muchísimo menor. Y la otra ventaja es su portabilidad. “Los laboratorios de marcha que se están trayendo a Chile, con análisis de movimiento con cámara y marcadores, no son móviles, haciendo difícil su traslado a zonas alejadas o rurales”, explicó el ingeniero.

Actualmente están trabajando en mejorar el hardware (hacerlo más atractivo), los sensores se comunican por bluetooth a un computador, donde se almacenan los datos. Es importante destacar que los sensores se cargan de manera inalámbrica por inducción. “Nos hemos preocupado de hacerlo portable, porque es una ventaja respecto a los sistemas actuales presentes en el mercado”, contó Britam, quien agregó que sus próximas metas son finalizar el software, probarlo en pacientes y registrar la marca.

Así, antes de finalizar este año, iniciará las pruebas con pacientes reales gracias al apoyo de Paulina Ortega, kinesióloga UdeC, quien lo aplicará con sus pacientes.

Britam Gómez junto a docentes y profesionales del
Depto. Ingeniería Eléctrica en Congreso de Ingeniería Biomédica. Julio 2017.
<