X
X
Smart Grip: dar el salto tecnológico en prótesis de mano

Smart Grip: dar el salto tecnológico en prótesis de mano

28.07.2017

La transferencia de la investigación universitaria a la sociedad es una de las fortalezas que identifica a los ingenieros de la Universidad de Concepción. Uno de ellos, Enrique Germany Morrison, Ingeniero Civil Biomédico, actual alumno doctorado UdeC, se adjudicó hace algunas semanas un PRAE (Proyecto Regional de Apoyo al Emprendimiento 2017) de Corfo.

Smart Grip es el nombre de fantasía de la prótesis de mano mioeléctrica (que se controla con los músculos) en la que ha estado trabajando hace ya varios años. “En los tiempos de la memoria de título (2014), comencé a trabajar en algoritmos para controlar una prótesis, que en ese tiempo no existía, y era solamente a nivel de procesamiento de señales. En ese entonces la idea era a través de las señales de los músculos poder controlar prótesis”, contó Germany.

Luego, en el magister, esta idea la continuó desarrollando. En esa ocasión, se logró una primera fase de implementación, con un modelo que nos facilitó Jorge Zúñiga (científico chileno que comparte abiertamente los planos de manos en 3D). “Y desde ahí la modifiqué para incorporarle motores servo, de esos motores que giran, haciendo que ese prototipo sea una cosa súper aparatosa, pero fue la primera aproximación de llevar el control de una prótesis como tal” (a fines del año 2015), explicó el Ingeniero Biomédico.

Con Jorge Zúñiga

Con este primer prototipo, y con todos los avances de la tesis de magister, Enrique, con el apoyo de los docentes Pablo Aqueveque y Esteban Pino, postuló a un proyecto VIU (Valorización de la Investigación de la Universidad) de Fondef, el cual se adjudicó en mayo del año pasado. “Era en etapa 1 donde se hizo el estudio de mercado y el impacto socioeconómico que tendría, y después comenzamos a trabajar en octubre en la etapa 2 para hacer el prototipo y en eso hemos estado avanzando, nos quedan dos meses de proyecto”, puntualizó el joven penquista.

Gearbox, un nuevo refresh

En estos meses, al equipo se sumó Benjamín Germany (Ingeniero Civil Industrial) y Fabián Figueroa (Diseñador Industrial), con quienes comenzaron a participar de los talleres de Gearbox, la pre-aceleradora de la Facultad de Ingeniería para impulsar startups con base tecnológica.

“Participar en los talleres de Gearbox ha sido bastante provechoso. Destaco el ambiente de trabajo en el que te encuentras con otras personas que aportan con ideas o visiones acerca de lo que uno está haciendo, encuentro que es bueno. Incluso para mí, que ya he participado en otros cursos similares, es una excelente instancia para refrescar las distintas técnicas en la creación de emprendimientos”, explicó Germany, quien gracias al VIU obtuvo una beca para participar, durante este año, en la Royal Academy Engineering en Inglaterra, donde vivió dos intensas semanas en clases de innovación, emprendimiento, generación de modelos de negocios, entre otros.

Impulsados por Gearbox postula al financiamiento PRAE, el que fue adjudicado exitosamente en julio de este año. “Este programa de Corfo cumple los requisitos de llevarlo al siguiente nivel, ya no de un prototipo sino de un producto que pueda ser comercializado”. De esta manera, el haber obtenido este concurso forma parte también de los objetivos que busca el VIU, es decir, que se continúe buscando otros tipos de financiamientos.

“Estos 25 millones adjudicados apuntan más a gestión, porque tiene restricciones de hasta un 20% para compra de bienes de capital. Es más que nada para armar equipo, el desarrollo, material fungible y armar las cosas”, contó Enrique Germany, quien comentó que actualmente la prótesis está en etapa de ensamblaje, con nuevos motores lineales, más pequeños y que pueden estar dentro de la mano y su movimiento es lineal y no rotatorio como el anterior”.

Smart Grip: ¿Cómo funciona?

En pruebas anteriores

Los potenciales beneficiarios de este dispositivo son personas amputadas por desarticulación de muñeca o amputación transradial, es decir, una amputación un tercio bajo codo.

“El músculo tiene posibilidades de contraerse, entonces la prótesis tiene dos partes: un socket que va sobre el muñón amputado, el cual tiene electrodos para medir la señal eléctrica - muscular, y que están al interior del muñón, entonces lee y censa los distintos músculos del antebrazo, y en función de lo que la persona quiera hacer, hay distintos patrones de activación. Entonces, ahí esa señal es procesada por la prótesis para determinar cuál es el movimiento que la persona quiere hacer”, explicó el Ingeniero de 27 años.

Las pruebas preliminares hasta ahora van bien y gracias al convenio que tiene Ingeniería Biomédica y el Centro de Rehabilitación Teletón se busca probarlo en pacientes, en los próximos meses.

Tecnología 3D + electrónica

En los laboratorios de Biomédica se ha trabajado toda la parte del diseño. De esta manera, y gracias a la experiencia y creatividad del profesional Fabián Figueroa, se ha logrado imprimir las partes en 3D, considerando la ubicación de los electrodos, el sistema de enganche entre la mano y la parte del socket y toda la parte morfológica con las articulaciones, como son los dedos con los distintos movimientos que tienen.

“La ventaja en trabajar en 3D es que permite que sea asequible económicamente y por eso hemos estado utilizando éstas técnicas de impresión, y así llegar a un producto beta, que sea usable”, contó Germany.

En el mercado internacional existes algunas prótesis mioeléctricas, pero sus costos son altísimos comparado con lo que busca Smart Grip. “Queremos lograr precios de las actuales prótesis tradicionales, es decir, dar el salto tecnológico, pero manteniendo los precios de lo que sale hoy tener una”.

¿Cuáles son tus próximas metas?

“La idea es formalizar la empresa, terminar de desarrollar el producto y empezar a hacer pruebas clínicas, porque he estado también participando en algunos otros concursos, como en el Seedstars, donde tenía altas posibilidades de clasificar, pero como me comentaron parte del jurado, se requiere una validación clínica. Por lo mismo, eso es lo más prioritario en este momento”, señaló Enrique Germany, fanático de la robótica, biónica, electrónica y drones.

 

<