X
X

Noticias Egresados

Noticias Egresados



<< Volver carrera

Egresados

  • 08.01.2018

    Nicole Labra Ávila es Ingeniera Civil Biomédico y Magíster en Ciencias de la Ingeniería con mención en Ingeniería Eléctrica de la UdeC. Actualmente está cursando el doctorado Imagerie et physique médicale (Imágenes y Física Médica), en la Université Paris-Sud (Universidad de Paris Sur), Francia.

    El 2015 llegó al país galo e ingresó a trabajar en Neurospin, un centro de investigación para la innovación en imágenes cerebrales perteneciente a la empresa gubernamental CEA, que trabaja con energía nuclear: “Al laboratorio llegué como ingeniera investigadora a procesar una base de datos que habían adquirido sobre resonancia magnética. Mi trabajo fue procesar las imágenes y obtener las trayectorias de las fibras cerebrales. Eso se realiza siguiendo los movimientos de las moléculas de agua. Con algoritmos se puede reconstruir dicha trayectoria. De esa forma tenemos todas las conexiones cerebrales y después de eso, se reconocen estas fibras, la manera en que se agrupan y qué regiones del cerebro van comunicando. Ahora mi tesis de doctorado se tratar de reconstruir estas trayectorias, identificarlas, y principalmente me enfoco en las fibras cortas que rodean los surcos cerebrales”.

    De acuerdo a Nicole, realizar esta investigación podría traer enormes beneficios a futuro, sobre todo para aquellas personas que sufren enfermedades mentales: “Lo que se ha descubierto es que hay ciertas zonas del cerebro que se ven alteradas cuando una persona sufre de alguna enfermedad, como esquizofrenia, autismo o alzheimer, entre otras. Es lo que se sabe hasta ahora, pero por ejemplo, en el campo de las fibras cortas, se cree que pueden haber muchas más enfermedades relacionadas a este tipo de fascículos, que desafortunadamente no se han estudiado mucho. La idea de esto es que nos ayude a comprender cómo se conecta el cerebro sano, y luego aplicarlo a cerebros de personas que presentan estas y otras enfermedades, y ver si existen alteraciones en la conectividad cerebral respecto a las personas sanas, pudiendo dar un indicio del por qué se produce esa enfermedades, y que en un futuro ayude a detectarlas teniendo una base biológica

    Sobre su formación en la FI, la profesional dijo que "la base adquirida en la UdeC fue muy buena”, lo que facilitó su inserción en el extranjero: “Antes de irme pensaba que iba a llegar al primer mundo, siendo una alumna del tercer mundo, pero cuándo estaba allá me di cuenta que la formación que nosotros tenemos es muy buena, es excelente. En ciencias básicas estoy al mismo nivel que los alumnos que salen de universidades de Francia. Allá la carrera  es muy corta, y pasan todo muy rápido, sin obtener mayor experiencia, además la calidad de los docentes de la UdeC es superior . Los docentes en Francia no hacen investigación. Aquí tenemos el plus de que la misma gente que está haciendo investigación — que se actualiza cada día — es la que te enseña".

    Por otro lado, la joven recuerda con nostalgia su paso por la FI UdeC, sobre todo la relación con compañeros y docentes: "No quería irme de la UdeC, no quería terminar la universidad. Para mí fue una etapa muy linda. En parte, como la carrera era nueva (Biomédica), con mis compañeros éramos muy unidos (…) La experiencia fue muy buena en todas las actividades del Departamento de Ingeniería Eléctrica. Los asados del DIE por ejemplo, eran una instancia donde no solo compartías con tus compañeros, sino que también con los profesores. Podías conocerlos como personas, hablarles, crear lazos. En Francia esto no se da, ya que se mantiene más una relación más formal entre estudiante y docente”.

    Finalmente, Nicole le recomienda a los futuros ingenieros que no tengan miedo de salir al extranjero y vivir la experiencia: “Antes de irme mucha gente me decía como sería irme al extranjero, pero les digo a los estudiantes que no hay nada como experimentar las cosas por uno mismo (...) uno piensa que Chile está alejado de la realidad europea, y no es tan así. Mi base como estudiante aquí es muy buena. No debemos sentirnos menos por venir de un país calificado como sub desarrollado. Tenemos una base muy sólida. Me siento orgullosa de haber salido de la FI UdeC”.

  • 04.05.2016

    Aportar con innovación y conocimiento para entregar soluciones accesibles, son parte de los objetivos de vida que se ha propuesto, Vicente Acuña, egresado de Ingeniería Civil Biomédica, quien viajó a Bélgica para iniciar sus estudios de Doctorado en Ingeniería Biomédica en la Universidad Libre de Bruselas.

    Egresó de la carrera Ingeniería Civil Biomédica de la Universidad de Concepción, en 2013, luego se trasladó a Talca para iniciar su vida profesional, incorporándose al Servicio de Salud de esta ciudad. Sin embargo, tenía en mente realizar un postgrado, perfeccionamiento en el que había pensado incluso antes de ingresar a la carrera, esto lo hizo volver a Concepción. “Con la idea de realizar un Doctorado, vine a trabajar voluntariamente a Ingeniería Biomédica, ya que necesitaba currículo para postular a una beca”, explicó.


    Luego de hablar con sus profesores, Vicente, retomó la investigación de su memoria de título que fue: “Diseño de un dispositivo para Estudio de Lectura a partir de Análisis de Electrooculografía”, a partir de la cual elaboró un paper para un concurso. “La idea de trabajar con la Electrooculografía, era investigar hábitos de lectura para detectar y estudiar, por ejemplo, el déficit atencional” -dijo el profesional- agregando que esto se realiza a través de electrodos ubicados cerca del ojo para estudiar la actividad eléctrica. Con ello, especificó, “podemos saber si una persona mientras lee está saltándose o desviándose del texto, ya que nos muestra hacia dónde está dirigiendo la mirada”. La idea, mencionó Acuña, es que sea implementado, pero a un bajo costo, ya que los equipos con cámaras implican millones de pesos.

    De manera paralela, Vicente, comenzó a colaborar en el proyecto del profesor de Ingeniería Biomédica de la UdeC, Pablo Aqueveque, relacionado con energización como transferencia de potencia inalámbrica. Esta instancia se transformó en el vínculo con la Universidad Libre de Bruselas, ya que el profesor Aqueveque trabaja directamente con un docente de dicha casa de estudios superiores.
    A lo anterior se suma la adjudicación de la beca para realizar su doctorado, proceso en el cual destacó la importancia de averiguar con tiempo respecto a plazos y requisitos, “esto es fundamental”, dijo.

    Serán aproximadamente cuatro años que este joven ingeniero estará lejos de su familia y amigos, pero tiene la certeza de que a su regreso, podrá aporta e implementar sus conocimientos, adecuándolos a la realidad chilena, “la salud en Chile es muy complicada y como ingeniero es harto lo que podemos hacer tanto en áreas de procesos como desde la investigación”, dijo Acuña, quien además, instó a las nuevas generaciones a continuar con sus sueños, “por más sacrificado que sea a veces, traten de estudiar en el extranjero, ya que las oportunidades hay que aprovecharlas”.