X
X
Ingenieros en Telecomunicaciones obtienen un PRAE para prevención del pie diabético

Ingenieros en Telecomunicaciones obtienen un PRAE para prevención del pie diabético

05.09.2017

“Camino: del frío al calor, un paso a la vez” es el nombre del cuarto emprendimiento de la Facultad de Ingeniería UdeC que se adjudica un Proyecto Regional de Apoyo al Emprendimiento (PRAE) de Corfo, este año 2017.

Y tal como los otros tres startups, (Enrique Germany, Britam GómezVíctor Garcés), se trata de aplicar tecnologías para mejorar la calidad de vida de las personas, en este caso, para pacientes con pie diabético.

“El docente Sebastián Godoy, quien hizo su doctorado en USA, trabaja con cámaras térmicas (infrarrojas). De hecho, su doctorado estuvo enfocado en detectar cáncer a la piel del tipo melanoma (lunares). Después, él tuvo la idea de seguir investigando, pero con cámaras de menor costo y es ahí donde nosotros entramos”, comentó Alejandro Carrasco, recién titulado Ingeniero Civil en Telecomunicaciones, y quien junto con Fabián Quiroz, también Ingeniero Civil en Telecomunicaciones, han estado trabajando en este emprendimiento.

Mientras cursaban pregrado, estos jóvenes se interesaron en la investigación que llevaba adelante el académico Godoy, y de hecho sus memorias de tesis se centraron en caracterizar cámaras térmicas para detectar ciertos parámetros, como el ángulo de visión, la resolución térmica, la dispersión del lente, entre otros.

El profesor nos contó que esto se podía también utilizar en pie diabéticos, nos interesó la idea y comenzamos a investigar”, explicó Alejandro, quien junto a Fabián desarrollaron en paralelo sus memorias y la forma de llevar adelante esta idea y hacerla emprendimiento.

Alejandro Carrasco, socio del emprendimiento

Así, durante el año 2016 se metieron de lleno en el  mundo de la innovación: cómo sacar un producto a la venta, participaron de varias charlas, incluido talleres de Gearbox, hasta llegar a Cidere Bio Bio, quienes los ayudaron con el formulario final para el PRAE.

En ese tiempo también lograron adjudicarse la primera etapa de “Valorización de la Investigación de la Universidad (VIU)” de Fondef, con lo que esta idea comenzó a tomar forma. “Hemos realizado la parte comercial, es decir, cómo vamos a sacar el producto a la venta y los métodos de ingreso, tenemos toda la evaluación económica definida. Ahora, lo que nos queda y que queremos hacer con el PRAE, es formar la empresa y validar esta teoría, porque hasta ahora solo ha sido experimental”, explicó Alejandro.

Para ello, la doctora y experta en diabetes, Oriana Paiva, se ha mostrado muy interesada en este dispositivo, por lo que luego de obtener algunos permisos podrán comenzar a probarlo en pacientes reales y así generar una base de datos.

“El valor de nuestra propuesta está en el procesamiento de las imágenes y por eso necesitamos una amplia base de datos con muestras de pacientes que sufran este mal, para que luego podamos hacer que el dispositivo funcione de manera autónoma”, contó Alejandro.

Su idea es adosar estas cámaras térmicas a un celular para así ver en directo y obtener en forma inmediata los resultados.

Antecedentes

Las personas que tienen pie diabético sufren de dos patologías: Neuropatía, que es sensibilidad de los nervios, y problemas de irrigación de sangre. Por ambas causas las personas pierden sensibilidad. Esas zonas se comportan de manera distinta térmicamente hablando, pero para notarlo, se necesita crear un cambio de temperatura en el pie. “Nosotros lo que hacemos es hacer un cambio de temperatura abrupto en el pie, lo enfriamos y vemos cómo este recupera su temperatura normal. En esa grabación se observa que aquella zona insensible o dañada se comporta en forma distinta a una zona normal. Tiene una curva de recuperación térmica distinta”, contó Alejandro, quien comentó además que firmaron un convenio con Cidere Bio-bio, empresa patrocinadora de su emprendimiento.

Fabián Quiroz, socio del emprendimiento

Actualmente existen tres sistemas para detectar el daño en personas con pie diabético, pero todas ellas son subjetivas y requieren de la expertis del especialista. En todas se le pregunta al paciente si siente el método que se le está aplicando, lo cual provoca que los errores de detección aumenten.

¿Cómo funciona?

Lo primero, como indica Alejandro, es enfriar la piel. Ellos utilizan una bolsa de gel (el mismo que utilizan los futbolistas) envuelto en un género. Con un minuto basta. Luego, se graba entre 3 a 4 minutos el pie con la cámara infrarroja. Así, en forma inmediata va arrojando resultados.

Con la adjudicación del PRAE, los jóvenes talentos podrán comprar equipos y contratar un profesional especialista en crear aplicaciones y desarrollo web.

“Yo no busqué el emprendimiento, me llegó solo.  He tenido suerte en el camino, porque me se me han abierto justo las puertas necesarias para seguir avanzando. El año pasado estuve bien metido en el tema, yendo a charlas a distintos lados. Participamos de talleres de motivación en Gearbox, que nos sirvió harto y avanzamos hasta llegar al VIU, donde luego de eso, Fabián se fue a Londres a clases de innovación gracias a una beca. Todo se fue dando”, contó Alejandro Carrasco.

<