X
X

Egresados

"Siempre ando buscando nuevas cosas por hacer y avanzar"



Optimista, responsable e innovadora son las cualidades que definen a Isabel Villavicencio Guíñez, Ingeniera Civil Informática de la Universidad de Concepción, generación 97´, quien además estudió ingeniería industrial en la Universidad de las Américas.

La creatividad es una de las características que más resalta en Isabel y que ha mantenido a lo largo de toda su vida profesional y académica. Comprometida con su carrera y las unidades de la FI UdeC, siendo estudiante participó del Proyecto Multimedios donde aportó en la creación de una aplicación educativa para la carrera de geología en la universidad. 

Luego de egresar inició sus estudios en ingeniería industrial para aumentar sus conocimientos y tener más herramientas en el área de las industrias. Pasando por Valparaíso y luego Rancagua, se estableció en Santiago, lugar en que ha recibido mayores oportunidades laborales y donde actualmente trabaja para Chile Compras, siendo una de las pocas mujeres que ocupa el puesto de trabajo como ingeniera informática.

“Estudié otra carrera porque los informáticos tienden a no asumir puestos de liderazgo o innovación, y eso que tenemos las herramientas, pero me di cuenta que los jefes o cabecillas eran todos ingenieros industriales y no informáticos, por lo que para mí fue un desafío ser innovadora y compartir mis habilidades en la industria. No me gusta ser conformista, siempre ando buscando nuevas cosas por hacer y avanzar” puntualizó Isabel.

El paso por la universidad fue una etapa de aprendizaje tanto en lo académico como para la vida cotidiana, Isabel además de ser buena estudiante y cumplir con sus responsabilidades estudiantiles, gustaba de participar activamente en los talleres deportivos y artísticos que impartía la Casa de Deportes UdeC. Además, sabía aprovechar las bibliotecas de la universidad solicitando libros de todas las áreas que ofrecía la institución.

“Hay tanto que conocer en la universidad, actividades, grupos y personas, que es fácil saber de distintos temas. Mis metas, por lo mismo, fue aprovechar la universidad lo máximo posible dentro de mi paso por la carrera, además de que me fuera bien. La universidad es muy universal, aunque no fuera parte de ingeniería o relacionado, se podía compartir de todas las áreas y conocer las distintas disciplinas”, explicó la ex-estudiante UdeC.

Asimismo, el paso por la Facultad de Ingeniería abrió posibilidades para conocer las otras carreras que la universidad tenía y aplicar las herramientas de informática con el medio, permitiendo avances importantes que enriquecieron a la universidad, como nos relata la entrevistada: “Las cosas que destacaría de la facultad de ingeniería de esa época es su disposición para el medio, avanzando para mejorar las condiciones para todos quienes conformaban la facultad y la universidad. Por ejemplo, en la época en que estuve, se construyó el laboratorio computación de ingeniería que fue algo muy novedoso y un avance gigante para la facultad ya que eran muy pocos quienes conocían los computadores o tenía acceso a alguno. Además, teníamos un laboratorio de computación que era abierto a toda la universidad.”

Uno de los desafíos profesionales que le ha tocado enfrentar en el campo laboral ha sido el cómo distinguir entre espacios laborales que, actualmente, son ocupados por hombres más que por mujeres.

“Cuando llegué a ingeniería habíamos varias mujeres, ya que en esa época me atrevería a decir que una de cada cuatro eran mujeres, y dentro de la ingeniería informática éramos como la mitad mujeres, lo que actualmente no se ve tanto. A lo largo de la carrera y en informática las mujeres han ido en decadencia, porque tiende a ser una carrera en lo laboral poco respetuosa. Pero como profesional se debe apostar por mejorar la industria tanto en lo técnico, como el trato humano por eso soy optimista y pienso que se pueden mejorar las cosas.”

De lo anterior, ¿Qué consejo le entregas a quienes estén estudiando ingeniería actualmente?

“Los y las estudiantes tienen que creer más en sí mismas, debe haber una mayor responsabilidad y madurez en el estudio y paso por la carrera, hay que reconocer a la universidad como un espacio social, ya que la UdeC tiene esa característica. Hay que agradecer el paso y el privilegio de estar y llegar a la universidad, agradecer el regalo de poder estudiar y contribuir a la sociedad con ello. Y en cuanto a los problemas de  género yo veo que como estudiantes mujeres hay que ser más exigentes y más responsables, creernos el cuento de que somos capaces. Yo sé que cuesta ya que, a veces, hasta los mismos profesores te miran en menos a diferencia de los hombres, pero eso debe hacer que tengamos más ganas de hacernos ver y exigir respeto ante los conocimientos valiosos que tenemos” finalizó Isabel Villavicencio.