X
X

Egresados

"Una se tiene que saber posicionar y demostrar que (...) podemos ejercer en lo que queramos" (Roxana Arias)



Siempre destacada en el colegio, la universidad y posteriormente en el ambiente laboral, Roxana Arias (35) ha dejado claro todo el talento que posee y que seguirá entregando más. Siendo Ingeniera Civil con mención estructural, actualmente trabaja en su propia empresa con su familia.“Apenas salí de la U me puse a trabajar. No alcancé a buscar pega ya que me la ofrecieron unos profesores de la universidad, los señores Peter Dechent y Gian Mario Giuliano, en GyD Ingenieros, una oficina privada de diseño estructural y revisión de diseño de edificios. Me quedé trabajando en Concepción desde el año 2007 al 2010, lo que fue una gran experiencia y de mucho aprendizaje”

Sin embargo, después de un tiempo decidió que junto a su hermano volverían a levantar la empresa que alguna vez tuvo su padre, Ingeniería Arias Ltda. (INGAL). “A fines del año 2010 renuncié para crear mi empresa junto a mi papá, que es Ingeniero Agrónomo, y mi hermano que también es Ingeniero Civil de la UdeC, egresado el 2009”. La empresa, que se dedica al diseño hidráulico y estructural de canales de riego, construcción y financiamiento, está al servicio de la región de O’Higgins y la región de la Araucanía y para Roxana “ha sido el mayor desafío profesional que he tenido hasta el momento y que sigo teniendo día a día”.

Roxana siempre supo que quería estudiar en la Universidad de Concepción, incluso antes de saber la carrera de su vocación. Luego de egresar de enseñanza media siendo la mejor alumna de su curso, Roxana entró a la universidad el 2001 a estudiar plan común de ingeniería para luego estudiar su especialidad. “Me llamó la atención Ingeniería Civil, porque creo que es una carrera que ayuda a pensar y abre la mente, que si incluso uno no quiere trabajar tan específicamente en el área, ayuda a ampliar la visión y a conseguir lo que uno quiera”

Al hablar de su experiencia en la universidad recuerda la exigencia que tenía su carrera, lo cual no le impidió tener el mejor promedio del curso y sacar su carrera en los años correspondientes. Pero además recuerda los amigos que formó estudiando y que conserva hasta el día de hoy. “Fue una gran experiencia en todo sentido, grandes compañeros, excelentes profesores, muchos de ellos muy preocupados de enseñar y de dejar algo en sus alumnos. Muy buenas instalaciones y laboratorios. Además la Universidad siempre llena de actividades y sus hermosas instalaciones, hacían que uno en cualquier momento lo pasara bien".

Respecto a su experiencia como ingeniera, Roxana afirma que “somos pocas las mujeres en Ingeniería Civil en especial, es un área muy machista, pero uno se tiene que saber posicionar y demostrar que las mujeres estamos más que capacitadas para poder ejercer en lo que queramos”. A pesar de esto ella ni sus compañeras fueron miradas en menos en la carrera y siempre se hicieron notar. Es partidaria de motivar la inclusión de las mujeres en ingeniería y que los centros de formación puedan “mostrarle a las chicas, que tienen pensado estudiar algún tipo de Ingeniería Civil, todas las áreas que hay, dónde se podrían desarrollar, y hacerles saber que el tema de ser mujer no las limita en nada”.

Roxana, respecto a su facultad dice: “salí hace más de 10 años, me imagino que cada año está más moderna y mejor, pero en mis tiempos, al igual que ahora, fue siempre considerada entre las mejores de Chile, excelentes profesores, muy profesionales, capacitados, preocupados de sus alumnos. También se contaba buenos laboratorios y aulas, y una muy alta calidad”. Además sugiere que, dentro de la evolución que tenga la facultad, se vayan agregando más cursos de postgrado en distintas áreas, no obstante “en general, felicito a la Facultad por todos sus logros y desafíos que han ido cumpliendo”