X
X

Egresados

Ingeniero Civil Informático UdeC: de Concepción a Silicon Valley



Cristian Orellana Castillo, egresado de Ingeniería Informática y Ciencias de la Computación de nuestra Facultad y actualmente Data Engineer en News Feed en Facebook, Inc., le envió un potente mensaje a los estudiantes de la FI: “aprovechen las herramientas que entrega la Universidad; cuando llegué a trabajar a Silicon Valley me sorprendí porque el nivel de profesionales que hay acá es similar al que tenemos en Chile, sólo que aquí se creen el cuento”. 

Ficha Personal

Nombre completo: Cristian Eduardo Orellana Castillo

Fecha de nacimiento: 20 de Mayo, 1982

Ingeniería Civil Informática y Ciencias de la Computación, Egreso 2006

Ciudad de origen: Concepción, Chile.

Ciudad donde vive actualmente: Sunnyvale, California.

Estudios posteriores: MBA, Universidad del Desarrollo, Concepción.

Lugar y cargo actual: Facebook, Inc. Data Engineer en News Feed.

Cargos desempeñados anteriormente y dónde: 

• Groupon, Data Engineer, Palo Alto, CA.

• Jefe Area Customer Relationship Manager, Casino Marina del Sol, Talcahuano.

• Jefe de Proyectos, Lotería de Concepción, Concepción

• Analista en Infovida, Concepción

Cristian Orellana Castillo en Silicon Valley

¿Cómo recuerdas tu experiencia de estudiante de la Facultad de Ingeniería?

La recuerdo con mucho cariño, fue un periodo de mucho esfuerzo y aprendizaje, la mayoría de mis mejores amigos los conocí durante mis años de estudiante.

Y fue un periodo de esfuerzo porque en primer año reprobé el ramo de Cálculo, por lo que durante el resto de la carrera tuve que tomar muchos ramos en veranos, y a veces hasta 9 ramos por semestre para no atrasarme; además trabajaba como consultor de los laboratorios de computación de ingeniería y como ayudante de varios cursos, así que estaba siempre en la Universidad.

Otro factor que marcó mucho mi experiencia personal en la Facultad de Ingeniería, es que siempre sentí que estaba en casa; mi papá, Luis Patricio Orellana, lleva trabajando en la facultad más de 29 años y desde muy pequeño me llevaba a su oficina, donde me enseñaba a usar los computadores que habían en esa época; luego, durante mi periodo de estudiante, siempre podía ir donde él y pasar un rato en su oficina entre cada clase. Quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a mi padre, ya que él siempre confió en mí y me ayudaba en todo lo que necesitaba; recuerdo que el primero libro de Bases de Datos (campo en el que cual me desempeño actualmente) que tuve me lo regaló él.

¿Qué es lo que más destacas de ese periodo universitario, en términos personales y académicos?

Destaco de forma especial a los profesores de mi carrera, excelentes maestros que me entregaron las bases teóricas y prácticas para poder desenvolverme en mi trabajo. Pero no sólo eso, habían profesores que me inspiraban y que cada vez que salía de su oficina me sentía energizado y con ganas de seguir aprendiendo y haciendo más cosas; su pasión por enseñar y por la carrera se me contagiaba y me inspiraba a hacer más.

Hasta el día de hoy mantengo contacto con algunos de ellos, aprovecho de enviarle un cariñoso saludo a Marcela Varas, quien era uno de esos docentes que mencioné en el párrafo anterior.

Desde tu actual posición, ¿cómo evalúas la formación entregada por la Facultad de Ingeniería UdeC? ¿Qué es lo más destacable? ¿Y qué crees que se podría mejorar?

Sobre la formación académica, tengo una buena impresión en general, pienso que para mi generación, las cosas que enseñaban eran adecuadas.

Algo que hecho de menos si, es una mayor integración de los alumnos con las empresas y quizás la realización de talleres en donde se les introduzca las tecnologías que están de a poco siendo utilizadas en las empresas. Creo que eso les daría mayor valor en el mercado laboral.

¿Cómo fue tu trayectoria laboral, una vez egresado de tu carrera', ¿y cómo fue el camino para llegar a una empresa del tamaño de Facebook?

Cuando salí de la universidad sólo tenía una cosa clara: evitar Santiago a toda costa. Entonces empecé a buscar trabajo en Concepción, y tuve la suerte de poder trabajar en muy buenas empresas, donde cada una me enseñó lecciones importantes: Masvida, Lotería de Concepción y Casino Marina del Sol. El trabajo en el casino ha sido uno de los más interesantes, ya que construímos desde cero todo el sistema para analizar el comportamiento de juego de los clientes y fue muy entretenido y desafiante.

En 2012, ya casi sin otra buena empresa a donde moverme, decidí venir a Silicon Valley, a Groupon. La forma en que se trabaja acá es totalmente diferente, ya que aquí prima la confianza entre la empresa y los trabajadores, y por lo mismo no hay horarios y la mayoría de las empresas de tecnología del sector trabaja en base a objetivos que debes cumplir de la forma en que más te acomode; mientras que en Chile muchas veces terminaba de hacer todas las cosas y tenía que quedarme ‘calentando el asiento’.

Y luego de cuatro años decidí que era tiempo de cambiar de trabajo y me vine a Facebook. Una empresa muy interesante, con un montón de gente muy inteligente y motivada con la misión de la misma. 

¿Cuáles serían tus próximos desafíos, en términos profesionales y personales?

Siempre he querido emprender con algo propio, creo que esa fue una de las motivaciones de venirme acá en primer lugar. Me gustaría volver cuando el parque tecnológico esté terminado y emprender en algo relacionado con machine learning.

Finalmente, si pudieras dar un consejo o transmitir un mensaje a los actuales estudiantes de ingeniería de nuestra Facultad, ¿qué les dirías?

Les diría que aprovechen las herramientas que entrega la Universidad; cuando llegué a trabajar a Silicon Valley me sorprendí al darme cuenta de que el nivel de profesionales que hay acá es similar al que tenemos en Chile, sólo que aquí la gente se cree el cuento, es más movida y siempre están aprendiendo cosas nuevas.

No desaprovechen las posibilidades de tomar pasantías en el extranjero ya que las experiencias que se ganan en esos meses son muy valiosas y les van a ayudar durante su vida profesional.