X
X

Cámaras infrarrojas de menor costo permitirán alertar sobre cáncer a la piel

Cámaras infrarrojas de menor costo permitirán alertar sobre cáncer a la piel

segodoy@udec.cl


  • Sebastián Godoy Medel, Ingeniero Civil Electrónico UdeC, y docente del Departamento de Ingeniería Eléctrica, imparte clases, desde el 2015 en la carrera de Ingeniería Civil en Telecomunicaciones.

Durante sus cuatro años y medio en la University of New Mexico, Estados Unidos, donde egresó con su Doctorado en Ingeniería, Sebastián se abocó a investigar sobre el uso de cámaras infrarrojas en la detección de cáncer de piel. Trabajó con cámaras de muy alto costo (alrededor de 60 mil dólares) y asociados al Centro de Dermatología de la universidad ubicada en Albuquerque. “Dado que en el desierto las personas tienen un alto porcentaje de cáncer de piel, se buscó monitorear con las cámaras infrarrojas lesiones y después comparar nuestro procesamiento de datos con la biopsia”, explicó Godoy, quien en su tesis doctoral propuso un método de análisis (basado en teoría de la comunicación digital), en que por medio de una señal medida en ruido, que es la imagen, se puede detectar si se tiene o no cáncer.

“Tienes que ser capaz de extraer esa información, de alguna forma óptima, y tomar una decisión, entonces ocupé el proceso de extracción de información y la toma de decisiones basado en la teoría de comunicación. Mi tesis fue una aproximación de teoría de comunicación para detectar cáncer de piel”, puntualizó el docente e investigador UdeC, quien en los datos obtenidos logró un 100% de aciertos (sensibilidad y especificidad).

Sebastián Godoy, académico e investigador
de Ingeniería Civil en Telecomunicaciones

Al regresar a Chile en el 2015 y para continuar investigando el tema y su potencial uso postuló y se adjudicó un Fondecyt de Iniciación. El nombre del proyecto es: “Caracterización térmica de la piel humana usando cámaras infrarrojas de bajo costo para aplicaciones médicas”, título que explica en parte lo que busca encontrar y su potencial uso local, dado que la compra de una cámara de 60 mil dólares es inviable.

 “Mi idea del proyecto nace porque tengo la teoría y sé que funciona en un set específico con una cámara súper cara, entonces planteo cómo lo podría hacer ahora que están saliendo todos estos dispositivos de bajo costo, incluso algunas cámaras ya tienen tecnología infrarroja integrada”, comentó Sebastián.

Para ello, y por medio de este proyecto, se compraron tres tipos de cámaras infrarrojas, de 200 mil pesos; de 1 millón de pesos; y otra de mayor valor, muy similar a la utilizada en su doctorado, las cuales se adosan a teléfonos con tecnología Android ¿Esas cámaras permiten obtener las mismas conclusiones que obtuvo en su doctorado? y ¿cómo puede lograr que el procesamiento de imágenes obtenido en Nuevo México pueda utilizarse para las otras cámaras?  Son preguntas que busca responder en su actual investigación. “Mi sueño es que en el futuro tú puedas tener este sistema que adosas a tu teléfono, con una aplicación, que lo pongas sobre la lesión e emita una alerta, si es sospechoso para que vayas al dermatólogo”, puntualizó.

Por otra parte, este tipo de estudios utilizando cámaras de menor costo ha permitido ampliar la mirada y generar otras investigaciones dentro de la propia facultad. Por ejemplo, detección de lesiones en pie diabético (alumnos obtuvieron un PRAE) o la velocidad al utilizar un inhalador y cómo afecta al paciente (puf).

Próximo paso: obtener datos de pacientes

Un año más de investigación le queda a Sebastián Godoy para continuar explorando las oportunidades que brinda esta tecnología en salud. Por esta razón, se está a la espera de la aprobación por parte del Hospital Regional y así poder captar datos de pacientes.

Durante el primer año se dedicaron a hacer caracterización de las cámaras, comprar equipamiento; el segundo año, trabajaron en los protocolos de adquisición, porque la idea es ocupar las tres cámaras en un mismo setup, o sea “capturar con la buena y con las otras dos más económicas y poder comparar, pero para eso tienes que tener un setup experimental que sea infalible, es decir, si lo ocupas tú o yo, no exista variabilidad en los datos”.

El grupo de trabajo de esta proyecto Fondecyt está integrado por alumnos de pre y postgrado de Telecomunicaciones y Biomédica, y la investigación que están llevando a cabo es pionera en Chile. “Si al menos podamos colaborar con la categorización en el área de dermatología de un recinto hospitalario y poder definir si un paciente tiene mayor sospecha de una lesión grave y que no puede esperar un mes para una revisión, implica no sólo mejorar pronósticos sino también descongestionar el servicio, y eso es ya un gran impacto”, comentó Godoy, quien también lo está pensando para autoevaluaciones de personas propensas al cáncer de piel, por ejemplo, y que frente a una alerta del sistema acuda al doctor.

Proyecto Interno
Prof. Titular - Sebastián Godoy Medel
Tags
ingenieria-electrica, ingenieria-civil-en-telecomunicaciones,