X
X

Académicos UdeC conocieron detalles del proyecto Centro para la Manufactura Avanzada

Académicos UdeC conocieron detalles del proyecto Centro para la Manufactura Avanzada

Académicos UdeC conocieron detalles del proyecto Centro para la Manufactura Avanzada

14.12.2016

Un proyecto de gran envergadura, con alto impacto en desarrollo en I + D, y cuyos productos y/o servicios tributen directamente al sector productivo local y nacional es lo que busca el Centro para la Manufactura Avanzada, CpMA, proyecto de la Universidad de Concepción, que lidera la Facultad de Ingeniería, con el apoyo de las facultades de Medicina y de Arquitectura, Urbanismo y Geografía.

El líder del proyecto, Pablo Aqueveque, docente de Ingeniería Civil Biomédica, realizó una presentación el martes 13 de diciembre para dar a conocer a la comunidad académica mayores detalles sobre el proyecto CpMA. El objetivo de la actividad fue “ socializar entre los distintos docentes de la Facultad de Ingeniería que se está trabajando, hace un año, en esta iniciativa de un Centro de Manufactura Avanzada, donde hemos logrado definir las líneas de desarrollo y de aquellas industrias a las que se impactará y establecer hitos que deben cumplirse en el desarrollo de este centro”, explicó.

Para concretar este proyecto y construir el edificio que aloje al CpMA, se estima que se requiere una inversión entre US $10 millones y US $ 20 millones, provenientes tanto de fuentes públicas como privadas. El proyecto arquitectónico describe un edificio con madera como su material principal, sustentable y amigable ambientalmente, y que podría estar emplazado entre el campus universitario y el futuro Parque Científico Tecnológico, conocido como Pacyt.

Los objetivos planteados son:

  • Desarrollar un centro integral de Manufactura Avanzada en la región del Bio Bio orientado a apoyar a la industria local en la creación, diseño, adaptación y/o fabricación de productos de mayor valor agregado.

  • Apoyar a la empresa local en el desarrollo y fabricación de productos de mayor nivel de sofisticación tecnológica y generación de nuevos negocios.

  • Apoyar en la inserción de productos a nivel nacional y buscar socios estratégicos para hacerlo a nivel internacional.

  • Transferir tecnología hacia la industria manufacturera, relacionada con demanda de productos sofisticados de la industria de la energía solar, construcción sustentable, minería, agroindustria, servicios y salud.

De esta manera, la incorporación de socios estratégicos privados y públicos será clave. “ Una de las cosas fundamentales es la incorporación de empresas que estén innovando y desarrollando productos, y a los que nosotros podamos apoyar. Con eso se establecen confianzas para poder seguir desarrollando otros productos y llegar a otras empresas que no necesariamente están en el área, para que puedan integrarse. Una de las cosas importantes es establecer confianzas entre los distintos actores, que no siempre se da”, detalló Aqueveque. 

El equipo detrás del proyecto, que comenzó a gestarse hace un año, está integrado actualmente – además de Pablo Aqueveque - por Esteban Pino del Departamento de Ingeniería Eléctrica; Carlos Herrera y Pablo Catalán del Departamento de Ingeniería Industrial; Carlos Medina y Paulo Flores del Departamento de Ingeniería Mecánica; Fernando Cerda del Departamento de Ingeniería Civil; David Rojas del Departamento de Ingeniería de Materiales; Martín Zilic de la Facultad Medicina y Frane Zilic, de la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Geografía. er confianzas entre los distintos actores, que no siempre se da”, detalló Aqueveque.

Una de la gran ventaja que posee la Facultad de Ingeniería tiene que ver con la trayectoria de colaboración de los académicos con el sector empresarial, a través los proyectos implementados a través del Instituto de Investigaciones Tecnológicas, IIT, unidad encargada de generar vínculos con el sector productivo nacional e internacional a través de asistencia técnica, educación continua, investigación aplicada y orientada a la innovación y la transferencia tecnológica.

En ese sentido, Aqueveque enfatiza que “ esperamos que los docentes de la FI tomen este proyecto como una oportunidad para desarrollar su línea de investigación, que muchas veces quedan truncadas porque no está esa salida hacia la industria. Pero que también pueden ser partes del desarrollo de muchas de las cosas que se necesitarán crear en este centro y que lógicamente con las capacidades técnicas que son bastante altas en la facultad puedan aportar desde su propio conocimiento especializado al desarrollo de esto”.

De esta manera, se invitó a los docentes presentes a aportar con ideas e incorporarse al equipo del CpMA.

CORFO, un actor relevante

El proyecto CpMA surge como resultado de un desafío que plantea Corfo a nivel nacional, entidad que busca impulsar la actividad manufacturera de la región y del país, en respuesta a las cifras más recientes que demuestran que esta actividad productiva ha tenido una caída importante en los últimos años, en términos de su participación en la generación del Producto Interno Bruto (PIB) correspondiente a apenas un 9,6% en el 2015.

Ante este panorama, se hace más urgente pasar de un modelo económico basado en la producción de commodities hacia uno más enfocado en la generación de productos con mayor valor agregado que, a nivel internacional, se conoce como la “Industria 4.0”, jugando un rol clave en este proceso conceptos como la innovación para la productividad.

Es por esto que en 2014, desde Corfo se definieron una serie de sectores productivos prioritarios en los que se debe focalizar la inversión y el esfuerzo multisectorial para avanzar es ese sentido, y una de esas áreas es la denominada manufactura avanzada, en la que la Región del Biobío juega un rol decisivo, ya que el 55% de su producción es fruto del sector manufacturero, el índice más alto a nivel nacional.

Se espera que en los próximos meses, Corfo oficialice la apertura de la línea de financiamiento para CpMA.