X
X

Alumna de Biomédica efectúa pasantía en Politécnico de Milán

Alumna de Biomédica efectúa pasantía en Politécnico de Milán

Alumna de Biomédica efectúa pasantía en Politécnico de Milán

04.10.2017

“Si no hubiese ganado la beca de movilidad internacional, que impulsó Ingeniería 2030, no podría realizar mi pasantía en Italia”, contó Stephania Alejandra Yañez Arias, quien cursa último año de Ingeniería Civil Biomédica y quien desde el miércoles 27 de septiembre, se encuentra en Milán para iniciar una pasantía en el Laboratorio de Análisis de Postura y Movimiento en el Politécnico de Milán.

Esta oportunidad internacional salió de improviso, puesto que ella ya estaba trabajando en su tesis - que debía finalizarla este primer semestre - y que debió extender para poder vivir esta experiencia en Europa.

“Cuando lanzaron el Concurso de Movilidad Internacional la verdad es que no le presté mucha atención, como ya estaba a poco de terminar la carrera, pensé que no era para mí. Pero el profesor Esteban Pino de Biomédica contactó al docente Pablo Aqueveque - mi profesor patrocinante - y a mí para plantearnos esta oportunidad, dado que él conocía a la profesora Manuela Galli, experta en análisis de movimiento y Directora del Laboratorio de Análisis de Postura y Movimiento, en el Politécnico de Milán”, explicó Stephania, quien con la beca pudo costear los pasajes y se sumó también el apoyo de la carrera y de la Facultad de Ingeniería de la UdeC para su estadía.

Esta experiencia será inolvidable para esta joven ingeniera UdeC, ya que es primera vez que viaja fuera de Chile y porque estará en una de las universidades más importantes de Italia en ingeniería, arquitectura y diseño industrial. Además,  es miembro de IDEA League, una alianza estratégica entre las cinco principales universidades europeas de tecnología que tiene como objetivo educar a una nueva generación de Ingenieros con actividades extracurriculares para estudiantes talentosos.

“Mi meta es aprender lo máximo posible, me interesa mucho conocer cómo trabajan en el laboratorio, involucrarme en las actividades y enseñanza de la ingeniería en el Politécnico de Milán. La profesora Manuela Galli imparte varios cursos de magister y como departamento apoyan tesis y proyectos de alumnos de la universidad y extranjeros. Por eso me gustaría estar presente en las pruebas e investigaciones, aprender cómo hacen ciertos cálculos, porque son expertos en los sistemas de análisis de movimiento y tienen mayor conocimiento y experiencia de la que puedo encontrar acá”, explicó la chillaneja.

¿De qué se trata tu tesis?

Stephania Yáñez, estudiante de Ingeniería Civil Biomédica

Stephania Yáñez comentó que en la carrera de Ingeniería Civil Biomédica se ha trabajado hace bastante tiempo en un sistema de análisis de movimiento basado en sensores inerciales, y su tesis está enfocada en hacer las primeras pruebas de marcha con el sistema para validarlo. “El profesor Pablo Aqueveque me propuso trabajar en esta validación, que es el primer paso para seguir avanzando en el desarrollo de un sistema robusto de análisis de marcha”. En esto también ha estado trabajando Britam Gómez, Ingeniero Civil Biomédico y estudiante de Doctorado (quien obtuvo un PRAE para desarrollar un sistema interactivo de rehabilitación músculo – esquelético). “Tomé ese sistema y lo hemos estado aplicando en pruebas para validarlo en el estudio de la marcha”, explicó la alumna, quien estará dos meses en el país Europeo.

Su idea es comparar los resultados que se obtienen con este sistema respecto al gold standard que se basa en cámaras infrarrojas. Es decir, se busca comparar el sistema de análisis de movimiento basado en sensores inerciales con un sistema de análisis de movimiento basado en cámaras infrarrojas, para lo cual deberá realizar pruebas en un laboratorio de marcha real, a varias personas usando ambos sistemas y luego comparar los resultados. Por ello, ya ha estado tomando algunas pruebas en el Laboratorio de Kinesiología Aplicada de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de la Santísima Concepción.

En el laboratorio en el que estará trabajando en Milán usan un sistema de captura de movimiento BTS, pioneros en análisis de movimiento, y por lo tanto, han desarrollado varios protocolos y softwares. “Por eso, en esta pasantía podré aprender cómo hacen las pruebas y cálculos con los datos obtenidos para tratar de aplicar eso, de una forma simple, en el sistema basado en sensores inerciales que se quiere validar”, contó.

¿Qué buscan al comparar ambos sistemas?

“Queremos corroborar que los resultados obtenidos por medio de sensores inerciales se asemejen a los resultados que entregan los sistemas con cámaras infrarrojas, porque el análisis con este tipo de cámaras es lo más usado globalmente para el análisis de la marcha”, explicó Stephania, quien comentó además que el sistema entrega datos brutos y que la clave está en el procesamiento de esta información.

Por ello buscan que la medición por medio de sensores inerciales sea precisa y confiable para así implementar un sistema que se pueda llevar a zonas rurales en Chile, “donde las personas no tienen acceso a laboratorios de marcha o es difícil el traslado de los pacientes a los centro. Entonces se busca  implementar un sistema que por medio de sensores y un computador permita hacer análisis de marcha a personas para, por ejemplo, estudiar cómo han evolucionado en algún tratamiento de rehabilitación”.

¿Qué hace un laboratorio de marcha?

Un laboratorio de marcha es una herramienta de evaluación que permite estudiar cómo camina o se mueve una persona. Y tal como explica la estudiante de Ingeniería Civil Biomédica, lo que se comparará en este trabajo son las curvas angulares, porque en el análisis de marcha se estudia la cinemática de las articulaciones de la cadera, rodilla y tobillo; además de la cinética y otros parámetros. Por ejemplo: se puede estudiar cómo se comporta la articulación de la rodilla mientras una persona camina, en los tres planos anatómicos, siendo el más representativo el plano sagital (para comparación de los sistemas en sujetos sanos), donde se realiza la felxión/extensión. Entonces una persona con alguna patología de la marcha, como el pie caído, no realiza el movimiento de flexión/extensión del tobillo de manera correcta y existen estándares de curvas y de los valores de ángulo normales durante la marcha. Entonces, “teniendo las curvas angulares ‘reales’ de las personas, que se obtienen con un sistema basado en cámaras en los laboratorios de marcha, se puede comparar y ver la diferencia de esa curva con una de marcha normal. Y además, cuando los pacientes están en tratamientos de rehabilitación se puede ir constatando el progreso, que es lo que  hacen en Teletón, por ejemplo, donde regularmente los pacientes son evaluados en laboratorios de marcha para ver cómo van evolucionando, en un análisis cinético y cinemático de la marcha”.