X
X

Ingeniería Civil Química une generaciones en campaña para equipar su remodelado edificio

Ingeniería Civil Química une generaciones en campaña para equipar su remodelado edificio

Ingeniería Civil Química une generaciones en campaña para equipar su remodelado edificio

20.09.2016

El Departamento de Ingeniería Química asumió un importante desafío al llevar a cabo la campaña “Por Nuestro DIQ” destinada a recaudar fondos, con apoyo de sus egresados, para equipar tanto los nuevos espacios como los remodelados, ya que el denominado “reciclaje” al cual fue sometido su emblemático edificio Gustavo Pizarro Castro, incluye financiamiento solo para mejorar su infraestructura. La campaña aún está vigente para los egresados que quieran sumarse.

La remodelación del edificio que alberga a una de las primeras carreras que dieron vida a la Universidad de Concepción, en 1919, actualmente Ingeniería Civil Química, está a meses de finalizar. Sin embargo, el hermoseamiento del Edificio Gustavo Pizarro Castro, no ha sido solo externo, sino que el Departamento de Ingeniería Química, hoy encabezado por su director Alfredo Gordon, ha llevado a cabo un lindo desafío que gracias al esfuerzo de egresados y docentes ha ido cumpliéndose paulatinamente, permitiendo equipar con mobiliario los nuevos espacios. No obstante, esta tarea aún no ha finalizado.

Este esperado cambio del inmueble que lleva el nombre en honor al docente y ex decano de la Facultad de Ingeniería, Gustavo Pizarro Castro, fue una espera de varios años. En 1997 comienza a este sueño al interior del Departamento de Ingeniería Química, impulsado por la docente Marlene Roeckel, proyecto al que denominaron “el reciclaje”. Ya en octubre de 2007, autoridades universitarias establecieron que la inversión sería de mil 800 millones de pesos, con los cuales se intervendrían alrededor de 4 mil 500 mt2, pero el terremoto de 2010 también paralizó este proyecto reanudándose finalmente en el último trimestre de 2013, siendo llevado a cabo en tres etapas: la construcción del quinto piso y la remodelación del cuarto; la remodelación del segundo y tercer piso, y por último, la remodelación del primer piso.

Sin embargo, el proyecto destinado a renovar la estructura del edificio, no incluía fondos para equipar los nuevos o renovados espacios para estudio, clases y reuniones, en consecuencia tendrían una moderna 

construcción por fuera, pero con los mismo muebles de hace décadas, muchos en malas condiciones. Fue así como surgió la idea de organizar una campaña que permitiera implementar los nuevos espacios, para lo cual era imprescindible el apoyo de quienes se formaron en la carrera y en este edificio: los egresados del DIQ. “Esta iniciativa partió sobre la base que, siendo el departamento más antiguo y teniendo egresados desde 1922, obtendríamos apoyo para comprar aunque fuese lo mínimo para alhajar con mobiliario y equipamiento salas y espacios para estudiantes”, contó Alfredo Gordon, Director del Departamento de Ingeniería Química.

“Por Nuestro DIQ” es el nombre de esta iniciativa y son los docentes, Teresita Marzialetti y Miguel Ángel Pereira, quienes están cargo de su organización. En una primera instancia se orientó a captar el apoyo de los egresados, organizándolos por generaciones; sin embargo, el resultado no fue el esperado, manifestó el director del Departamento, “las generaciones no están tan en contacto entre sí como uno cree que debieran estar o podrían estar, por lo tanto el concepto de generación no llegó a ninguna parte y no pudo concretarse una donación colectiva”, manifestó Gordon, quien agregó que en ese momento todo se detuvo y debieron reorientar la campaña.

EGRESADOS COMPROMETIDOS CON EL DIQ

A pesar de lo anterior, el entusiasmo por conquistar este desafío continuó y se buscó otra forma de concientizar a quienes se formaron profesionalmente en el Departamento de Ingeniería Química. Se contactaron con egresados que formaron sus propias empresas, donde encontraron un gran apoyo especialmente de los exalumnos Jorge Schuffenegger y Cristian Westermeyer, “La verdad es que lo tomaron con mucho entusiasmo, se involucraron tremendamente, con motivación y entusiasmo” dijo Gordon, agregando que visitaban el edificio y se imaginaban dónde podría ir el mobiliario nuevo, la implementación tecnológica, entre otras. Se efectuaron donaciones personales y de empresa, ambas sujetas a la Ley de Donaciones, otros convencieron a los socios. A juicio del director, fue muy generosa, no solo en términos de dinero, sino que por incentivar a más compañeros.

BENEFICIO PARA FUTURAS GENERACIONES

“Ha pasado bastante tiempo, pero guardo nítidamente en mi memoria los gratos años que pasé en nuestra querida universidad, no sólo estudiando sino también participando en todas las actividades que pude. Tuve la suerte de contar con excelentes profesores, que nos trasmitieron la necesidad de tener siempre la mente “abierta” , “inquieta” y “crítica” , sin duda, preparándonos para el “mundo real” desde la base del conocimiento”, así recuerda sus años como estudiante universitario, Jorge Schuffenegger, fundador y CEO de Inger, y quien no dudó en ser parte de esta gran campaña. Y no es menor, entre sus aporte se destaca la implementación completa del Auditorio Hugo Segura, en memoria del destacado docente del Departamento, además de equipamiento para algunas salas de clases, sala de estudio-biblioteca.

Para el Ingeniero Civil Químico, la decisión de participar en esta campaña es muy personal, pero manifestó que quien pueda hacer un esfuerzo lo haga, porque sin duda será muy bien recibido por los actuales y futuros alumnos de ingeniería química. “Me motiva retribuir de esta forma, lo que el DIQ me entregó en mi desarrollo profesional y personal”, manifestó Schuffenegger, quien agregó que también ha tenido la suerte de mantener hasta hoy lazos personales y profesionales con compañeros de curso, “época de extenuantes jornadas de estudio pero también espacio para compartir ideas y sueños. Estoy muy orgulloso y agradecido de la Universidad de Concepción y si tuviese nuevamente que elegir, lo haría, sin lugar a dudas, en su Departamento de Ingeniería Química”, puntualizó.

“QUERER ES PODER”

Cristian Westermeyer, Ingeniero Civil Químico UdeC, recuerda sus años como estudiante universitario con mucho afecto, una época de pasarlo bien y mucho estudio, “en general los profesores eran buen onda, no tuve problemas y creo que fue la carrera adecuada para mis inquietudes”, recordó. Hoy a través de su empresa Quimtec, junto a sus dos socios y también egresados del DIQ, Alex Ruf y Bruno Wendt, se unieron a la Campaña “Por Nuestro DIQ”, como retribución y apoyo a las futuras generaciones de ingenieros químicos. “De alguna forma uno tiene que devolver lo que la vida te da. Tanto mis socios, como yo, estamos agradecidos de la educación, pero claramente no nos ha ido mal en la vida y parte de eso, se lo debemos a la educación que recibimos en esta escuela, entonces es una forma de devolver la mano”, enfatizó el profesional.

Westermeyer, cree en el querer es poder, y lo aplica a su vida, así como también que el trabajo es la suma de todo, “nosotros no pertenecemos a grandes empresas, por lo que incluso cualquier alumno puede donar, por ejemplo, una silla, un escritorio y juntando entre todos la suma, un granito cada uno, es la idea conceptual”, enfatizó. Está consciente que la campaña ha sido un poco difícil, que se tiende a creer que todos tienen la camiseta puesta, pero que no siempre es así. Uno de los factores que a su juicio ha influido es la falta de vinculación del Departamento con sus egresados, un círculo virtuoso que es muy importante, “esto de las donaciones se da de manera casi automática en otras escuelas”,explicó.

La campaña “Por Nuestro DIQ”aún no finaliza, incluso los docentes del Departamento han realizado un esfuerzo paralelo y han sido parte activa en cuanto a los aportes. De igual manera el Director, Alfredo Gordon adelantó que próximamente se inaugurarán algunas dependencias como el Auditorio Hugo Segura, así como también la creación del Club de amigos del DIQ, destinado a acercar a los egresados a los distintos eventos organizados por el Departamento como charlas, seminario y cursos, además de actividades académicas, sociales o de extensión del DIQ.

De esta manera se espera que más alumnos, docentes y egresados del DIQ se sumen a esta campaña, para completar el reciclaje del emblemático edificio Gustavo Pizarro Castro.