X
X

“Lo que cambia el mundo son los ecosistemas, es la ciudad, es la política pública aplicada sobre un territorio, no las apuestas individuales” (Inti Núñez)

“Lo que cambia el mundo son los ecosistemas, es la ciudad, es la política pública aplicada sobre un territorio, no las apuestas individuales” (Inti Núñez)

“Lo que cambia el mundo son los ecosistemas, es la ciudad, es la política pública aplicada sobre un territorio, no las apuestas individuales” (Inti Núñez)

03.11.2017

Pablo Catalán, docente y director de Ingeniería 2030 en la UdeC; e Inti Núñez, Director de Estrategia de la FI UdeC fueron los expertos invitados a exponer en el Seminario "Avances y desafíos de la Innovación Regional", desarrollado por la Vicerrectoría de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio (Vrim), en el marco de la instalación de la Unidad de Vigilancia Estratégica, Bío Bío Inteligente.

La actividad, efectuada el martes 31 de octubre en el auditorio Salvador Gálvez, contó con la presencia de Jorge Rojas, Vicerrector de Relaciones Institucionales y Vinculación con el Medio de la Universidad de Concepción, quien comentó sobre la importancia de esta nueva unidad estratégica, puesto que “Tenemos muy pocos avances concretos en el tema que nos convoca hoy, pero hay muchísimos recursos y capacidades en la Región y particularmente en las universidades para enfrentar estos desafíos y cumplir tales metas”.

Por su parte Rafael Figueroa, Director de Vinculación Social de la Universidad de Concepción y director del Proyecto Biobío Inteligente, comentó que para Biobío Inteligente es importante identificar el rol que nuestra Región debe cumplir en el contexto de Chile.  “Biobío Inteligente se ha pensado para reunir y que trabajen colectivamente y en el tiempo, todos los actores, hombres y mujeres que quieren aportar en materias de Innovación y Desarrollo y hacerlo de una forma más inteligente, que es colaborando”.

"Nuestras políticas de emprendimiento son de clase mundial y somos referente para otros países"

En la charla de Pablo Catalán, académico del Departamento de Ingeniería Industrial de la FI UdeC, quien además es director del Centro de Estudios de Sistemas de Innovación, CIS2, contó que en  mundo se han hecho varios esfuerzos por medir la capacidad innovadora de los países. Para esto, algunos estudios se han hecho en relación con la generación de nuevos productos; otros en cuanto al número de patentes que se han producido en un periodo determinado; y otros ejercicios se han hecho en base de publicaciones científicas. “Nosotros planteamos la necesidad de hacer la conjunción de los tres elementos: ciencia, tecnología y productos, para ver dónde se ubicaban los países en ese esquema tripartito”.  De este estudio, liderado por Carlos Navarrete, hoy ya Ingeniero Civil Industrial, se obtuvieron índice de Diversidad del Conocimiento, Índice de Diversidad Tecnológica e Índice de Diversidad de Productos, los que se aplicaron a los casos de 195 países en un periodo de 1988 a 2015, construyendo bases de datos en las tres categorías mencionadas.

“Chile en ese periodo, en cuanto su diversificación en producción científica subió 33 lugares entre los países. No es igual de positivo en cuanto a las patentes, donde el país subió sólo 9 lugares. En cuanto, a productos, había una pérdida de competitividad al caer 11 espacios. Entonces, como conclusión, podemos decir que en cuanto a ciencia, lo estamos haciendo bien: los científicos chilenos han adquirido relevancia internacional en más áreas del conocimiento, pero eso no se ha traducido en el crecimiento tecnológico ni en la diversificación de los productos”, explicó Catalán, quien, sin embargo, destaca que al compararnos a los países en cuanto a su complejidad, Chile pasó del 1994 al 2014, del grupo de países no complejos al de mediana complejidad. Debemos entender que en Chile se han hecho cosas buenas, políticas públicas que están muy bien encadenadas y que impactan positivamente para tener resultados como éste. "Nuestras políticas de emprendimiento son de clase mundial y somos referente para otros países".

 

Inti Núñez, por su parte, efectuó una presentación de los “típicos” errores o paradigmas que se deben romper a la hora de impulsar los emprendimientos y que se debe entender que un país necesita invertir en I+D. “Es la única forma de crear y ejercitar los músculos necesarios para ser eficientes. Todos los países que han pasado a ser importantes en esta área, han hecho alguna vez este gasto que es enorme y, como tal, no puede venir de los privados, porque es un gasto y no una inversión en corto plazo, no tiene una rentabilidad inmediata. Sin embargo, esto no significa que esta actividad se deba hacer fuera del mercado: debemos dejar que haya competencia, hacer métricas que permitan medir cómo se está avanzando para, cambiar algunas estrategias, si se requiere”, puntualizó.

La innovación es hacer algo extraordinario, expresó Inti Núñez. “Y eso tiene que estar no sólo en el pensar en innovación, sino que también en el hacer. Y en esto, un gran ejemplo es lo que hizo Finlandia que tiene un tamaño que es homologable a nuestro caso. Creo firmemente que dos personas en un garaje pueden cambiar el mundo, siempre que estén a dos cuadras de Stanford. Quien piensa que la innovación es algo individual, el caso de alguien particular que es tan valiente que cruza los valles de la muerte, está muy equivocado: lo que cambia el mundo son los ecosistemas, es la ciudad, es la política pública aplicada sobre un territorio, no las apuestas individuales", contó Inti Núñez.